Taller Informativo de PEER en Costa Rica

El  pasado 25 de agosto, BUN-CA llevó a cabo el Taller Informativo de PEER con el objetivo de compartir los resultados obtenidos en las actividades realizadas en Costa Rica, durante la ejecución de 6 años del Programa PEER, impulsado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).

En la apertura oficial del evento nos acompañó el Viceministro de Energía y Telecomunicaciones, Ing. Andrei Bourrouet; la Coordinadora  Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Sra. Luiza Carvalho, la Directora Regional de HIVOS, Sra. Dineke van den Oudenalder, y el Sr. James Hirsch, Presidente de BUN-CA.

Con el objetivo de compartir la experiencia desarrollada en el tema de eficiencia energética en Centroamérica se invitó a presentar a la Dra. Delva Batista, Vicerrectora Administrativa de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), al Ing. Carlos Saade, Director de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) y al Sr. Carlos Rodríguez, Director Ejecutivo del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO), así como al empresario hotelero Vladimir Sanchez, quienes con una visión de trabajo conjunto con BUN-CA, compartieron los alcances de las actividades realizadas en cada una de sus áreas específicas de trabajo.

BUN-CA presentó los resultados obtenidos a las autoridades de política, representantes de agencias de cooperación co-financiadores del Programa, empresas del sector industrial y comercial, sector académico, financiero y consultores independientes que participaron en PEER en Costa Rica, lo cual tuvo una amplia cobertura de prensa. (Presentaciones: PEER, PEEST, ASI, UTP, Galeria de fotos)

Logran ahorro eléctrico de 22 066 MWh en cuatro países

El Proyecto de Eficiencia Energética Regional  para los Sectores Industrial y Comercial en América Central (PEER), implementado en el Istmo desde el 2005 logró reducir el consumo eléctrico en 22 066 MWh en 122 empresas que participaron en esta iniciativa, ejecutada en El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Durante los últimos seis años de PEER se ejecutaron acciones donde se han contabilizado inversiones en eficiencia energética por unos US$6.5 millones dólares que han logrado mitigar, a la fecha, el lanzamiento a la atmosfera de unas 31,000 toneladas de dióxido de carbono.

Según explicó José María Blanco, Director de BUN-CA, la iniciativa PEER tenía como meta detonar los mercados de eficiencia energética en torno al uso final de la electricidad principalmente en iluminación, motores eléctricos, refrigeración comercial y acondicionadores de aire.

“Otro de los grandes objetivos que nos fijamos desde el 2005 consistió en ayudar a reducir las emisiones de gases efecto invernadero producidas por la generación térmica en los sistemas nacionales interconectados de la región. En este aspecto hemos sido exitosos porque superamos el indicador de las toneladas reducidas, y además, se logró sembrar la semilla de que el uso eficiente de la electricidad es un excelente negocio”, indicó el Director de BUN-CA.

Mujeres lideraron proceso de ahorro energético

El Programa de Eficiencia Energética en el Sector Turismo (PEEST) desarrollado en 23 hoteles de la zona de La Fortuna, en el Cantón de San Carlos (Costa Rica), tuvo una fuerte influencia de empresarias y mujeres gerentes quienes se involucraron durante 30 meses en esta iniciativa para reducir el consumo de energía electricidad.

Según el Director Regional de BUN-CA, José María Blanco, desde el 2008, PEEST  capacitó a 350 trabajadores de unos 20 hoteles, incluyendo las mismas gerentes, propietarias y otros representantes de las empresas ligadas al sector turismo en La Fortuna.

El Director de BUN-CA resaltó el rol protagónico que representó la mujer en la ejecución de PEEST, donde el 49 por ciento de las personas capacitadas fueron mujeres. En los encuentros se divulgó información relacionada con la utilización de tecnologías eficientes, como acondicionadores de  aire, iluminación, equipos de refrigeración  y el uso eficiente de estos equipos. Así mismo, la utilización de la energía solar para el secado de ropa y calentamiento de agua.

“Uno de los aspectos más importantes de la iniciativa con los pequeños hoteles de La Fortuna fue el grado de compromiso de las mujeres empresarias en la implementación de medidas para un mejor uso del recurso energético que se ha vuelto un rubro significativo en los costos operativos de los hoteles. Esta particularidad nos llena de orgullo porque estamos seguros de que fue uno los aspectos medulares que contribuyeron en el éxito del proyecto y responde a una prioridades de las agencias donantes”, precisó el Director de BUN-CA.

Hotel Las Colinas,  Ejemplo de éxito

La participación de la mujer en el desarrollo de PEEST se ejemplificó –entre otros detalles- en el desarrollo de los trabajos llevados a cabo en el Hotel Las Colinas dirigido por la empresaria Ivette López quien; además, funge como Presidente de la Asociación de Microempresarios de Turismo de La Fortuna (AMITUFOR) de San Carlos.

Durante los 30 meses en que participó en PEEST, este hotel realizó inversiones de $ 9 500 dólares que permitieron ahorrar 114 450 kWh que equivalen a mitigar 37 toneladas de Dióxido de Carbono (CO2).

“Nosotros, como parte de PEEST, primero hicimos un diagnóstico de las necesidades energéticas del hotel para tener una estructura de trabajo más sostenible; por ejemplo, ensanchamos las ventanas para tener más luz natural. Además, colocamos seis paneles solares con 4 tanques de almacenamiento de agua caliente que abastecen a 20 habitaciones, igualmente usamos más luz solar para el secado de ropa y usamos las secadoras eléctricas solamente en casos necesarios”, indicó López.

El reporte final del proyecto elaborado por BUN-CA indica que el ahorro de energía en el Hotel Las Colinas ha significado un ahorro de $ 10 300 dólares en el pago de la factura eléctrica sin afectar la calidad del servicio a los huéspedes, es decir, la inversión se ha pagado en un año.

“Otras de las ventajas del proyecto es que nos enseñó a cómo monitorear las facturas de electricidad, además, a realizar un mantenimiento preventivo de todos los sistemas. Hemos visto un ahorro muy grande en el uso de los aires acondicionados y luces. Unas sencillas medidas nos permitieron ahorrar mucho al punto que ya se recuperó la inversión con creces”, ilustró López.

 

Para conocer la actividad cotidiana de BUN-CA le invitamos a unirse a nuestros perfiles en Facebook y Twitter